• Dadalú: "¿Por qué tengo que ser tu objeto de deseo si yo la verdad sólo quiero hacer música?”

    En nuestro cotidiano hay un montón de cosas que nos oprimen y nos limitan porque así es habitar el neoliberalismo. Estamos muy acostumbrados a no poder hablar de lo que sentimos y por eso, para esta RBP Interviú dejamos que Leer más
  • Miau Astral y su viaje cósmico desde la sociología a la astrología en Instagram

    ¿Qué es una carta astral o cuál es la relación entre astrología y feminismo? De esto y más conversamos con Consuelo Ulloa, la astróloga autodidacta que la lleva en internet. En esta entrevista nos explica cómo este saber antiguo y Leer más
  • Romina Reyes, guionista de 'Reinos': "No es que ahora las mujeres estén escribiendo más, las mujeres siempre han escrito"

    Escritora, periodista y ex directora de la RBP, debutó con Reinos en 2014, un conjunto de seis cuentos con los que ganó el Premio a la Mejor Obra Literaria del 2013 del Consejo Nacional del Libro y la Lectura en Leer más
  • Las #FeliFacetas de Felicia Morales

    Su popularidad, talento y éxito son indiscutibles. Miles de personas la siguen en su día a día y miles también son las cosas y áreas que Felicia aborda y desborda. Un día puede estar tocando junto a artistas como Gepe Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

En el último tiempo se ha masificado el uso del lettering y también la ilustración de la mano de jóvenes artistas que comparten sus obras en las distintas plataformas virtuales. De igual manera, existe un grupo que además mantiene la esencia del cartel. El Frente Gráfico ilustra la crítica social en sus trabajos y su estética representa sus raíces por las que luchan a diario. 

Por Marco Jimenez. 

El Frente Gráfico nació el 2016 producto de que la prensa había logrado instalar la idea de protesta como un acto criminal, invalidando cualquier tipo de manifestación. Existía la necesidad de crear un espacio de articulación con otros artistas gráficos, con diversas técnicas y formación. Así se lograba dar un pluralismo de miradas y se ponía el foco en la contingencia del movimiento social.

César Vallejos es integrante del Frente Gráfico y diseñador en comunicación visual de la UTEM. Se crio en la comuna de Puente Alto y en su etapa universitaria, lo que más lo marcó fue rebelarse contra la estética academicista. El ilustrador puso su foco en lo popular con influencias en lo callejero, en los carteles de micro y en la tipografía como herramienta política.

“Hay que revindicar a la gráfica popular. Como un arma de lucha. Como una representación de ideas necesariamente. Yo aprendí a leer y a dibujar con la revista Barrabases. Nunca enganché con Superman y siempre me costó dibujarlo porque no sentía que era representativo de lo que yo era”, cuenta Vallejos.

Otro de los exponentes en la materia es Eduardo Leblanc, diseñador oriundo de la ciudad de Valparaíso. Comenzó haciendo afiches para tocatas y diseñando portadas de discos. El ilustrador cree que su línea gráfica se fue dando desde la precariedad y la creatividad de trabajar a una tinta, utilizando el papel como un color más. “Me considero súper autodidacta porque lo que yo hago ahora no lo aprendí en la universidad. A mí nadie me enseñó ni la técnica, ni nada de lo que yo aplico para trabajar”, dice Leblanc.

Pablo de la Fuente, más conocido como El Diablo Rojo, es diseñador teatral de la Universidad de Chile y desde los 15 años dibujante autodidacta.  Creció entre murallas llenas de afiches de la Ramona Parra, Guayasamín y los hermanos Larrea. Hoy, dentro de sus obras escoge una estética más popular y latinoamericana.

El ilustrador comenzó trabajando con bandas de música y desarrolló su línea gráfica siempre desde la acción política. “Cuando comencé en la gráfica los referentes siempre fueron más ajenos, no me representaba de ninguna forma, ni a mis amigos, ni a mi familia, ni a mi barrio. Sentía que había que agarrar las hebras de lo que sí nos representaba y nos hacían sentir parte de algo más profundo. Hacer sentir que la gráfica va mucho más allá que la propia pieza artística”, relata De la Fuente. 

El trabajo del Frente Gráfico es una respuesta a lo contingente, es potenciar una idea desde el punto de vista discursivo gráfico y con una mirada sin curatorías. Donde cada uno de los participantes tiene un espacio para difundir su arte, sin importar la estética, el manejo de software o el punto de vista.

Para este grupo, la gracia de esta articulación es la diversidad de propuestas visuales y el hecho de impulsar a nuevos artistas a crecer y a mantener la huella en las paredes. Por su parte, Vallejos menciona que: “la gente ve en estos discursos la constancia. Yo lo veo mucho en la calle. Aprecian la postura que estamos trabajando”.

Para De la Fuente la importancia está en cómo vemos una obra. “Enfrentar un afiche en un computador o en un teléfono no es lo mismo que al enfrentarlo en la calle. Primero porque uno se encuentra en una postura corporal distinta preparado para ver algo. Mientras que en la calle las personas enfrentan su cotidiano frente al arte y eso hace que la reflexión que te toma por sorpresa te vuelva a contextualizar en la realidad”, cuenta.

Leblanc afirma que lo democrático de una muralla no lo va a quitar nadie. “Tiene un carácter romántico también pero el hecho de que el cartel esté en la calle ya es político y cobra sentido cuando se enfrenta a cualquier persona. Lo que pasa con las redes sociales es que al final uno se rodea de personas que tienen tú mismo pensamiento, y las respuestas son un rebote de la opinión tuya, por lo que no tienen el mismo impacto”, explica.

Dentro de las campañas que ha realizado el Frente está “No a la criminalización a la protesta social, “Ni una menos” y la más reciente con la “Libertad para la Machi Francisca Linconao”. El Frente Grafico es un espacio que busca seguir creciendo y hacer del llamado a una acción visual potente.

Para conocer más de su trabajo, búscalos en Facebook como @FrenteGraficoChile.

Acerca del Autor

Bello Público

Más artículos de este autor.

¡Síguenos en las redes sociales!

Instagram @bellopublico