Editorial RBP edición #86

El Mayo del 2018 quedará por siempre en la Historia y seremos nosotras, las mujeres, quienes la contaremos con nuestras propias reglas, opiniones, palabras y sentires. No dejaremos que una vez más los hombres relaten nuestra revolución como se les antoje.

Las editoras de la Bello Público sentimos la necesidad de cumplir con nuestro rol social y hacernos cargo de los paroxismos inevitables que nos genera el encuentro entre feminismo y comunicación. Estamos cansadas de ver cómo los periodistas son irresponsables al comunicar nuestro movimiento, estamos hartas de saber y sentir que los jefes de las salas de prensa no entienden los temas con los que tanto insistimos, estamos atestadas de ver cómo sus ansias de poder y miedos de perderlo no les permiten comprender que este movimiento social no es igual a ningún otro: es una revolución que implica nuevos enfoques y entendimientos en la forma en que se construye el relato periodístico y sobre todo, las comunicaciones.

En este sentido, en la RBP seguimos luchando de forma incansable para crear una nueva comunicación. Sabemos que nuestra principal tarea y vocación actualmente está en cuestionar, incomodar y denunciar todo lo que el poder no quiere que sea comunicado. Nuestra meta hoy es clara: vencer el machismo en la prensa, porque sabemos que esta aún se rige bajo las lógicas de un paradigma hegemónico que nos violenta e invalida: el patriarcado.

El periodismo no está libre de pecado... Sabemos y confirmamos que la “objetividad” en las páginas de los diarios es una construcción ficticia. Para escribir lo que sea nos posicionamos desde nuestras trincheras, vivencias y sentires; y hoy, las comunicadoras feministas nos cansamos, no permitiremos que las malas prácticas y las vacas sagradas del periodismo sigan latentes en impunidad.

Como editoras recordamos y buscamos inspiración en todas las pobladoras, guerrilleras, artistas, científicas, cineastas, periodistas, profesoras, compañeras secundarias, en nuestras madres, amigas y tantas otras que hicieron de este país un lugar menos miserable para las mujeres. Pondremos todas nuestras fuerzas en que esta revista, con 13 años de historia, no caiga en los vicios del periodismo, tanto en contenido como a nivel de equipo humano.

Queremos reiterar que nuestras notas, enfoques y palabras están cuidadosamente elegidas en cada texto periodístico; nunca son al azar. Hemos buscado priorizar siempre un enfoque de género en la RBP, pero no nos denominamos una revista feminista, porque somos conscientes de que aún nos queda mucho que discutir y reflexionar.

Los medios de comunicación tienen un rol clave dentro de la construcción de imaginarios, de situaciones que hoy se entienden como reales. Somos claras en afirmar que, si el periodismo sigue sosteniendo la arista comunicacional del machismo, sin entender que el lenguaje construye realidad, como profesionales nos quedaremos atrás, y no seremos parte de esta revolución histórica.

Después de esto, sea lo que sea que pase, ni la sociedad ni los medios serán los mismos. Nos encargaremos de que así sea. Tenemos claro que las antiguas formas de comunicar no funcionaron, porque nos dejaron fuera durante mucho tiempo.

No permitiremos que vuelvan a contar nuestra historia sin incluirnos. Esto lo haremos nosotras, hasta la verdad.

Valentina Camilla, Michelle Martínez y Paula Rivera

Periodistas feministas y editoras de la Revista Bello Público.

Acerca del Autor

Bello Público

Más artículos de este autor.

Comparte lo que lees

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • Oh... que veo harto con los ojos abiertos Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10

Instagram @bellopublico