Su gusto por la moda y la pasión por las zapatillas lo han llevado a recorrer los eventos más importantes de (hype) y cultura street a nivel mundial. Seba conversó con la RBP sobre su paso por la Universidad de Chile, su camino como Youtuber y las nuevas tendencias.

Texto y fotografías por Marco Jiménez M.

 

Sebastián Gutiérrez (30) es uno de los exponentes más reconocidos en el último tiempo del streetwear en Chile. El cineasta de profesión genera contenido sobre tendencias, compras por Internet, zapatillas, moda y entrega tips para que tus looks siempre estén súper fuego.

 

Nació en Rancagua y hoy destaca como Youtuber, sneakerhead y director de RedCyan Films, una productora especializada en tecnologías inmersivas como realidad virtual, holografía y cine 3D.

- Estudiaste una carrera que no es tan rentable en Chile, ¿cómo abordaste eso?

- Sabía que ser artista en Chile es complicado, significa tener plata de atrás igual, es real. Tení que tener buenos pitutos, tení que tener contactos, yo no los tenía. Igual tuve la oportunidad, saliendo de la universidad, de ser muy artista. Por ejemplo, estuve con una instalación en el Museo de Arte Contemporáneo presentando un documental 3D en varias pantallas en el hall.

- ¿Qué te llevó a no seguir en esa línea?

El poco coqueteo que tuve con el mundo artista chileno. No voy a decir que es cerdo, pero si es una hueá muy de pituto, muy cerrada. Finalmente, por más talento que tengas, hay otras cosas que tienen que ver con entorno en el que te encuentras y de cómo te relacionas con las personas. 

- Luego de tener la productora apostaste por crear una fundación, ¿Cómo surge la iniciativa?

La fundación nace el año 2017 y se crea con la necesidad de llevar el uso de las tecnologías inmersivas (cine 3D, realidad aumentada, realidad virtual y holografía) a un plano educacional. Ya que es una herramienta bastante potente y que ayuda muchísimo a facilitar el entendimiento de cualquier tipo de contenido.

Actualmente con la fundación estamos buscando el financiamiento de distintos proyectos que buscan integrar las tecnologías inmersivas en distintas entidades educacionales tales como: colegios, universidades  y centros de capacitación.

- ¿Qué rescatas de tu paso por la Universidad de Chile?

En la universidad me pasó algo muy chistoso, cuando yo entré era una persona normal y la gente en la Chile es discriminadora para todos lados, es lo que me tocó a mi. En 2007 era un hueón que escuchaba reggaetón, que me vestía medio pokemón en esa época. Yo cacho que mis compañeros se preguntaban ¿Qué hace aquí? Por suerte salió Calle 13 y el reggeatón se subió a una cosa más intelectual y tenía una forma muy particular de vestirme.

“Siempre me ha gustado sentirme diferente y mostrar mi diferencia a través de cómo me visto. En ese tiempo ya tenía una visión en cómo se venían las tendencias y la moda. Conocer personas nuevas y la visión crítica que tiene la Chile me aportó a salir de la burbuja de la que venía, la Chile aportó mucho en eso”, comenta. 

- ¿Cómo viviste el 2011 en la U?, ¿Educación gratuita y de calidad para todos?

- El 2011 fue un año bastante intenso, ocurrieron muchísimas manifestaciones en torno a la Educación. La universidad paro sus actividades gran parte del año. Incluso facultades que usualmente no paralizan formaron parte de este movimiento que en gran medida venía arrastrando las mismas peticiones desde la revolución pingüina. Era imposible no asistir a una marcha el 2011, no hubo semana, incluso día que no pasara algo relacionado con el movimiento estudiantil. Desde las 1800 horas, hasta las distintas intervenciones artísticas que se realizaban en la calle, obligaban a cualquiera a detenerse y pensar que algo no estaba bien en Chile.

Educación gratuita y de calidad para todos.

- Con respecto a Instagram ¿Qué es para ti ser influencer? 

-Yo no me considero influencer, pero inevitablemente las marcas me catalogan así. Si mi proyecto de alguna manera funcionó, es porque la gente que me sigue se siente identificada. Sí siento que tengo cierto poder comunicacional, hay que ser cuidadoso con lo que uno dice. Tengo una responsabilidad, no puedo andar diciendo cualquier estupidez. De repente es fome porque no podí emitir opiniones políticas, ni religiosas ni nada. Lo podí hacer igual, pero hay temas sensibles. Tení contratos con marca o estás en una campaña. Si es rico recibir el cariño todos los días de la gente, a mí los haters me dan lo mismo.

 

- Hay otros influencer que no tienen rollo con hablar de las cosas que les parecen bien o mal 

 

- En mi caso particular soy un personaje público, no una persona pública. Si lo fuera perfectamente emitiría mi opinión pero la gente no viene a mi buscar ese contenido. Puedo dar mi opinión y hablar de lo que pasa, lo he hecho pero no soy Gabriel Boric. Lo conozco, he estado en su casa jaja pero no soy él.Yo creo que la gente tampoco lo espera de mí. Pero obviamente si hay un rollo de cuidarse con ciertas cosas, incluso el trato que uno tiene con la gente. 

¿Cómo se empieza a desarrollar tu gusto por el Streetwear?

Mi gusto por la moda nació de muy chico, como de quinto básico y ya se desarrolló muy bien en la universidad. Cuando ya empecé a ganar plata o me cagaba de hambre y la plata que me daban mis viejos la gastaba en zapatillas.

 

Fui parte de los fundadores de la Vitrola con mis compañeros Pablo Rivas y Patricio Alfaro. Todos los lunes que teníamos que presentar un programa nuevo, terminábamos y nos íbamos a ver zapatillas. Ahí ya tenía algunas zapatillas brígidas, como choras. No zapatillas de colección como las que uso ahora. Eso empezó a gatillar y cuando te metí en el mundo de las zapatillas y te gusta la moda, inmediatamente llegas al StreetWear porque sí, Es inevitable.

¿Crees que Streetstyle es un movimiento de élite?

Yo creo que nace como un movimiento de élite pero el street es la calle po'. Por lo menos a nivel latinoamericano hay muchas marcas que se inspiran en marcas de lujo, en materialidad (confección) pero lo están llevando a un precio más asequible. Tiene lógicas de élite, Supreme es uno de los mayores exponentes en streetwear, y se destaca por producir limitadamente, generando demanda. Todos los jueves saca ropa, quita el stock si no la vende y tiene filas de gente toda la semana. Lo limita visualmente pero no es una marca cara, una polera Supreme te debe salir 20 lucas, 30 lucas.

 

Lo que está detrás es el Hype. Todo lo que está relacionado con la reventa y stock limitado. Ese mismo juego ayuda a que las marcas se sustenten y que los sneakerhead latinoamericanos puedan comprar zapatillas que cuestan 200 lucas. Si no existiera la reventa nosotros siendo latinos no podríamos comprar zapatillas.  El número que yo más concentro de seguidores es La Florida y Puente Alto y no es solo gente que tiene plata, son gente que se saca la chucha por tener un par de zapatillas. Por tener la prenda más fuego del momento y hay marcas chilenas que están haciendo lo mismo.

 

- ¿Qué pasa con el diseño nacional?

 

A mi lo que me pasó cuando yo me fui a Londres, hace dos años atrás, es que habían marcas donde sentía una falta de identidad. Una identidad chilena y latinoamericana, si igual se puede trastocar. Yo que creo que el cono sur igual tiene un lenguaje en común, pero no hay una identidad chilena, ni latinoamericana. Era como típicos graffitis o tatuajes que no son originarios de acá, que son de afuera.

 

Ahora he visto como el trabajo de las marcas han ido evolucionando y de alguna forma dejaron de mirar pa' fuera y están mirando hacia adentro. Hace años atrás eso no pasaba.  Cuando tu produces en la moda tu te vas adelantando una temporada, tú tienes que saber qué es lo viene en un año más adelante y muchas de las marcas producen a medida de que las cosas se ponen de moda. Se puso de moda la línea lateral de los pantalones, vamos a producir esos pantalones. Ahora se vienen los pantalones anchos, todos vamos a andar con pantalones anchos y no he visto a nadie que se haya adelantado a ese movimiento.

 

- ¿Qué le falta?

 

Hay un problema de producción, la moda chilena todavía está haciendo muy contestataria a la moda que está vigente en la actualidad. No creo que no haya nadie que esté imponiendo moda o adelantándose a lo que viene en cuestión de tendencias. Puede ser que haya poca experimentación e identidad chilena.

 

Particular, es un caso que también siento que lo está haciendo bien, al Leo lo conocí antes de irme a Londres y cuando me habló del concepto a mi como que me gustó y no me gustó en ese momento. Ahora lo he visto crecer, he visto como funciona la marca y si tiene una identidad, rescató todo el concepto de Puente Alto y lo explotó de una forma que igual es bacán.

- Estuviste en Complexcon, ¿Qué se viene en tendencias? 

Tuve la oportunidad de ver muchas zapatillas, lo que se viene ahora son full noventeras. Todas las zapatillas grandes, Dad Shoes y Ugly Shoes que son tendencias parecidas, pero no son lo mismo. Las Dad son las zapatillas que usaban los papás en los 90's y las Ugly están más relacionadas a su aspecto y también son grandes. 

Gutiérrez cuenta que hace poco fue lanzada la RSX de Puma, una Ugly Shoes. “Es una zapatilla que es fea, pero es tan fea que llega a ser bonita. Combina los colores, la construcción es atractiva. Todas las zapatillas que van a salir ahora son super cómodas. La zapatilla se está metiendo en instancias donde antes no podía estar presente, en instancias más formales”, explica de diseñador. 

También vuelve la ropa ancha, sobre todo en los pantalones. Los chilenos nos aferramos al pitillo pero ya están en baja. Igual hay una curva de quien recibe la moda y pueden pasar dos años hasta que llegue al consumidor promedio”, complementa.

- ¿Qué planes tienes pensado para futuro?

Mis planes más próximos es seguir la difusión de lo que me apasiona: las zapatillas y el streetwear, a un nivel internacional. Tuve la oportunidad de viajar a México y Argentina recientemente, y pude ver como esta subcultura “street” va en crecimiento exponencial día a día.

Aún no me detengo a pensar en realizar mi propia marca de ropa, pero si creo que pronto llegará el momento de sentarme a diseñar prendas y colaborar con quienes me han ayudado a llegar a la posición en la cual me encuentro ahora como comunicador del mundo street.

 

Acerca del Autor

Bello Público

Más artículos de este autor.

Comparte lo que lees

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • Oh... que veo harto con los ojos abiertos Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10

Instagram @bellopublico