Con el objetivo de contribuir a la docencia, generar una mayor comprensión de los contenidos y mejorar el rendimiento académico, un pequeño proyecto cobra sentido dentro del Campus Norte de la Universidad de Chile con ya más de 450 ayudantes.

Por: Andrea Valderrama Yevilao

En el pasillo de la “cafeta” se encuentra ahora la oficina del Programa Ayudantes Docentes con una secretaria y una diseñadora gráfica. Lo que antes fue una iniciativa levantada por tan sólo 14 jóvenes de Medicina, ahora considera otras siete carreras más del área de la salud.

El fundador y ex director del Programa Ayudantes Docentes de la Universidad de Chile (PAD), Marcos Rojas (24), cuenta que la idea surgió por “la necesidad de la Facultad de Medicina de tener un/a ayudante docente, porque aquella figura no existía”.

En agosto de 2014, el actual estudiante de sexto año de Medicina decidió armar un piloto con la ayuda de la profesora de Anatomía Ximena Rojas, haciendo ayudantías prácticas en los pabellones.

La consideración de la opinión de los estudiantes fue vital para el proyecto. Las encuestas permitieron hacer mejoras constantes durante el semestre y no sólo al final. El ex director cuenta que fueron los mismos alumnos quienes sugerían cuáles asignaturas deberían tener ayudantías y en qué formatos: presenciales, apuntes o videos.

El financiamiento al inicio salió de su bolsillo, pero el crecimiento del programa los llevó a la Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAE) como un proyecto permanente.

Marcos aseguró que la institucionalización del programa fue relativamente fácil considerando que 'Ayudantes Alumnos', el programa anterior, “tenía su foco principalmente en ayudar en un laboratorio en las investigaciones de un profesor”.

De boca en boca el programa se consolidó y llegó a exposiciones tanto en Colombia, en la Cumbre de Jóvenes Líderes, como en China. Según Rojas, les llamaba la atención “cómo se genera un proyecto tan profesional entre pares, impulsado por los estudiantes; cómo la institución no lo hizo antes; y cómo funciona si no es pagado”.

Uno de sus principios es que todo el material sea de libre acceso porque “si es de la Universidad de Chile, que todo Chile pueda verlo”. Si deseas colaborar como ayudante docente, ingresa aquí.

Acerca del Autor

Bello Público

Más artículos de este autor.

Comparte lo que lees

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • Oh... que veo harto con los ojos abiertos Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10

Instagram @bellopublico